Back to top

Biogás

El biogás de los digestores es típicamente 60-70% metano y 30-40% dióxido de carbono. Los biogases alimentan motores de generadores o turbinas de gas para producir electricidad. También alimentan calderas para producir vapor. La utilización de biogás ha aumentado en el procesamiento industrial, plantas de tratamiento de aguas residuales, vertederos municipales y granjas de ganado.

Aplicaciones de flujo y nivel de biogás

  • FLUJO BIOGÁSICO: en todas las formas de producción de biogás, la medición segura y confiable del flujo de gas es esencial en la recolección, eliminación o reutilización del biogás. Los medidores de flujo de masa térmica son ampliamente utilizados en basureros industriales, procesos de digestión anaeróbica y gasificación. El medidor de flujo para biogás debe ser sensible a bajos caudales, bajas caídas de presión y poder tolerar cambios de presión y temperatura.
  • TANQUE DEPURADOR: Esencial en los procesos de gasificación, los depuradores eliminan olores, contaminantes, gases ácidos y desechos químicos del biogás. La supervisión precisa del nivel del agua del depurador requiere un control para alimentar automáticamente la cantidad correcta de agua de reposición al depósito de reciclaje de forma continua o periódica. El dispositivo de control de nivel para el control de salida de agua debe estar equipado con una alarma de nivel.
  • DESHIDRATACIÓN DE BIOGÁS: El biogás emerge de un digestor o un basurero industrial viene saturado de humedad que causa problemas de corrosión al condensarse. Los sistemas de deshidratación que utilizan aire, vacío y desecantes para eliminar el agua normalmente incluyen un tanque de retención para el agua extraída del gas con un control de nivel que acciona una válvula para vaciar el tanque una vez que alcance un nivel alto. El biogás se deshidrata de acuerdo con las especificaciones del cliente para obtener un valor máximo de contenido de agua. Algunos usos, como el combustible para caldera, requieren de un gas extremadamente seco.