Back to top

Almacenaje de amoniaco

El amoniaco vaporizado se usa en sistemas de reducción catalítica y no catalítica para control de emisiones. Se inyecta amoniaco en el flujo de gas de chimenea y actúa como agente reductor. También se usa para mejorar la eficiencia del precipitador para control de partículas. El amoniaco puro se almacena en un tanque a presión entre 25 a 30 psig. Los requerimientos de almacenaje para amoniaco acuoso son de tras a cuatro veces las del amoniaco puro.

Reto

La liberación accidental a la atmósfera de vapor de amoniaco puro puede ser peligrosa, por lo que pueden requerirse medidas de seguridad y ambientales que afecten al controlador de nivel seleccionado.